writer - graphic designer

blog (gluten-free)

el blog de una celiaca adulta (destinos, restaurantes, recetas, vida diaria y anécdotas sobre la celiaquía)

El mejor resturante sin gluten por su relación calidad-precio ¡está en Canterbury!

Hello, World!

Hola, celiacos (y amigos y familiares y curiosos). Debí haberme pasado por aquí mucho antes, pero después de la mudanza a Londres el tiempo ha ido corriendo, y yo con él. No llego a todo y tengo muuuuuuchas cosas nuevas de las que hablaros después de estos primeros 9 meses en Londres, así que intentaré acercarme a esta ventana con más frecuencia que estos últimos meses ahora, también, que voy conociendo más esta ciudad y sus lugares.

Sólo os he hablado de la cadena de restaurantes japoneses, pero hay muchas más cadenas que ofrecen opciones sin gluten (sobre todo italianas), y bastantes restaurantes o pubs independientes. Os hablaré de ellos en los próximos posts, hoy he querido pararme un momento a hablaros de un restaurante al que tuve la ocasión de ir el último fin de semana gracias a una escapada a Canterbury y Whitstable. He querido pararme a contaros por dos motivos principales: el primero, porque fue el mejor restaurante sin gluten por su relación calidad-precio (y digo bien sin gluten, porque no es un restaurante que ofrezca opciones sin gluten, sino que todos sus platos, empezando por las entradas y terminando por los postres, son gluten-free) al que he ido; el segundo, porque detrás de Oscar & Bentleys, que es el nombre del restaurante, hay una hermosa historia sin gluten que me conmovió.

Canterbury, nada más bajarnos del tren.

Canterbury, nada más bajarnos del tren.

Reservamos para cenar 4 personas un viernes y lo descubrí navegando en Internet: lo elegí porque en Tripadvisor tenía comentarios muy buenos y muchas estrellas (merecidas) por todas partes. Hicimos la reserva de camino en el tren Londres-Canterbury. La elección fue perfecta (para mí, como celiaca) y muy buena también para los acompañantes. El staff llama al restaurante más un bistro que restaurante y ofrecen platos según la temporada, pero hay algunos que seguro que están durante todo el año. Aquí tenéis el menú con los precios (bastante asequibles comparados con otros restaurantes sin gluten a los que he ido en París o Londres):

Carta menú del viernes.

Carta menú del viernes.

Carta menú del viernes.

Carta menú del viernes.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Pedimos de entrada un Camembert al grill (solíamos comerlo mucho en París cuando aún no sabía que era celiaca en un restaurante cercano a casa) y un plato de salmón con huevo y tostadas al pesto. De plato dudé entre los mejillones con patatas fritas (otro plato que me encanta y que me recuerda a París y a Bruselas de viaje) y la hamburguesa de la casa (menos exótica, ya lo sé, pero hacía siglos que no encontraba una hamburguesa sin gluten en un restaurante): me decidí por la hamburguesa y uno de nuestros amigos pidió los mejillones, así que probé los dos. Nuestra amiga pidió una ensalada con quinoa y de postre doy fe de que el chocolate con mantequilla, caramelo y sal es una verdadera perdición, uno de los postres sin gluten más exquisitos que he probado hasta el momento (en el TOP 3, seguro). 

Os dejo las fotos de los platos, aunque la calidad sea mala por la luz y por el móvil. Para que os hagáis más una idea, os subo también alguna de la página que tienen en Facebook y de la web de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Aviso para los suertudos que viváis en Canterbury o que hagáis planes con antelación para pasar algunos días allí: tienen también tienda online en la que poder encargar tartas, postres y dulces en esta dirección. 

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Después de haber vivido muchos años en París, el servicio es una de las cosas que valoro, mucho, cuando salgo a cenar. Si ya me estresa el hecho de tener que preocuparme por la contaminación cruzada cada vez que pregunto por opciones sin gluten, el hecho de salir a un restaurante para que los camareros te traten mal me parece inadmisible. Así de intransigente me ha hecho el gluten, qué le vamos a hacer. El servicio en Oscar & Bentleys es buenísimo, son encantadores, amables, con una sonrisa incluso exagerada. Al principio nos sirvió una chica joven inglesa muy sonriente y después la responsable del restaurante, Sarah, una señora encantadora con sonrisa dulce con quien hablé al final de la cena antes de irnos para conocer la historia de Oscar & Bentleys. 

Pensaba que Sarah era celiaca (en todos los restaurantes independientes o sitios con opciones sin gluten a los que he ido el/la dueño/a es a menudo celiaco/a), pero no, no es Sarah la celiaca: es su mamá, una señora que tiene ahora 70 años y que fue diagnosticada celiaca hace tan sólo 7 después de haber pasado mucho tiempo muy enferma, sin absorber hierro, vitaminas, etc. y que estuvo, según palabras textuales de Sarah, a punto de morir por ello. La madre de Sarah fue uno de los casos en los que a menudo la analítica de sangre da negativa. Los médicos descartaron la celiaquía hasta que un tiempo después decidieron hacerle por fin la biopsia y constataron el estado de atrofia del intestino. La madre de Sarah se encuentra ahora con fuerza y feliz, como casi todos los celiacos diagnosticados, por saber qué es lo que nos hace estar enfermos.

Sarah, en el restaurante. Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Sarah, en el restaurante. Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

La historia me conmovió porque me recordó mucho al proceso que viví antes de mi diagnóstico, cuando todo el mundo me mandaba al psicólogo en lugar de a un endocrino o sencillamente al médico de cabecera. Afortunadamente, a mí la analítica me salió positiva, pero quería contaros la historia porque a menudo personas con síntomas similares a los de las intolerancias al gluten o la lactosa me preguntan porque piensan que si la analítica da negativa no se puede ser celiaco (claro que se puede, hay que confirmar con la biopsia).

Ojalá que estas líneas y estas fotos os den ganas de visitar Oscar & Bentleys si algún día pasáis por Canterbury, seáis o no celíacos.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

And Sarah, if you read this post by chance one day, thank you again for the wonderful dinner one week ago. Seriously, I think you have the best gluten-free restaurant I've ever been in terms of value for money. (By the way, I gave you 5 stars in Tripadvisor, everything was fabulous!). Congratulations to all the staff... And all the best for you and your mom! Her story touched me so much because I was diagnosed only one year go and I know how it is... I wish you all the best! Good luck!

Sarah y su madre. Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.

Sarah y su madre. Fuente: página de Facebook de Oscar & Bentleys.